música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

ARCTIC MONKEYS

Humbug

Domino Records, 2009

 

Texto: Ángel Muñoz

 

El disco perfecto, en el momento adecuado para los de Sheffield. El tercer disco de estudio de Turner y compañía confirma a la banda definitivamente como lo que son: la banda más grande que ha dado Inglaterra en lo que llevamos de siglo. Arctic Monkeys están ya a la altura de los grandes grupos ingleses de los 90, y de seguir por este camino, de entrar con letras de oro en la historia del rock, ¿quién sabe lo que pueden dar de sí en 20 años más? Están llamados a hacer historia, y la están haciendo ya.

 

Arctic Monkeys ya hicieron historia desde su primer trabajo en 2006, Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not, con él refrendaron algo que se estaba rumiando en la red, cómo cuatro chicos sobrados de talento y con un puñado de buenas canciones se pueden dar a conocer ellos solitos y llegar a ser un fenómeno de masas sin pasar por ningún sello, sólo con el boca oreja digital. Estamos hablando de hace sólo 3 años y parece que han pasado siglos, ellos inauguraron el ahora casi imprescindible “fenómeno MySpace”. Sus canciones rápidas y directas, trallazos de rock adolescente pero con una calidad incontestable como “Dancing Shoes”, “A Certain Romance” o “I Bet You Look Good On The Dancefloor” deslumbraron a todos, como se suele decir, a crítica y público. Acostumbrados a un ritmo frenético, tan solo en un año lanzaron su Favourite Worst Nightmare, su segundo trabajo de estudio, más de lo mismo, la misma fórmula, esta vez ya en manos de una discográfica, con sus promociones, medios y compromisos. La misma fórmula pero con la misma pegada y eficacia, “Do Me a Favour” es ya uno de los himnos de principios de siglo.

 

Mientras tanto su cantante y líder indiscutible Alex Turner, llevaba a cabo junto a su gran amigo Kane de The Rascals un proyecto paralelo fantástico, The Last Shadows Puppets con un disco The Age of The Understandement, ya reseñado en Plataforma 21, en el que parece increíble que se estuviese escuchando a dos chavales de poco más de 20 años, no solo derrochando talento, sino demostrando una cultura musical ingente, bebiendo de las fuentes de la música francesa de los 60, del rock épico y coral de los 70, a Bowie … canciones sólidas y bien armadas, una voz completamente inédita en Turner, un trabajo que realmente se distanciaba bastante de la órbita de Arctic Monkeys.

 

Trabajo paralelo del líder de la banda, dos años de parón que en estos chicos acostumbrados a una manera de trabajo realmente veloz ha supuesto un periodo de reflexión y descanso, la entrada en escena de Josh Homme, líder de The Queens of Stone Age, como productor, junto con una producción paralela de John Ford, con el que se grabó el trabajo de The Last Shadow Puppets, una grabación a caballo entre los habituales RAK de Londres, NY y el desierto de Mojave de la mano de Homme … todo prometía novedades para el largo que normalmente supone un gran desafío para cualquier banda, y el resultado ha superado todas las expectativas.

 

Humbug  es perfecto desde todos los puntos de vista. Incluye temas en la más pura línea Arctic Monkeys, como “Crying Lighting” o “Dangerous Animals”, rápidas y directas, pero ya mucho más armadas, con unos riffs trabajados metódicamente. Pero en conjunto el trabajo deriva hacia una importancia mucho mayor de la melodía, canciones densas, con una base rítmica potente sobre las que se alza inmensa la voz de Turner descubierta ya en su trabajo paralelo; guiños a la música americana en la canción que abre el disco “My Propeller”, aires de desierto y tributo a los Cream o Jimmi Hendrix, de nuevo Turner demuestra su cultura musical y cómo aplicarla a su obra. Carácter británico revisando a Nick Cave o a los propios Queen of The Stone Age, posos de Smiths … maravilloso. “Pretty Dancers”, “Dance Little  Liar” o “The Jeweller’s Hand” son auténticas joyas, canciones atemporales llamadas a marcar un hito.

 

No solo es uno de los imprescindibles del año, sino imprescindible en sí mismo. Humbug no supone solo la confirmación de una banda de éxito, sino algo más, la confirmación de una banda enorme, magnífica, llamada a entrar con letras de oro en el olimpo del rock, al que ya están tocando a sus puertas.

 

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com