música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

KLAUS&KINSKI

Tierra, trágalos

Jabalina, 2010

 

Texto: Ángel Muñoz

 

Suma y sigue, y este año estamos de enhorabuena con el pop español, realmente a fin de año, cuando haya que pensar en los mejores discos del año, seguramente me quede dentro de mis fronteras. Esta vez son los murcianos Alejandro Martínez y Marina Gómez, Klaus & Kinski, los que lanzan su segundo trabajo entre la expectación de su cada vez más abultado grupo de fieles (entre los que me incluyo) y la verdad es que no defrauda para nada. Así como Tu hoguera está ardiendo, ya reseñado hace un par de años en esta misma web, fue uno de los sorpresones del 2008, Tierra, trágalos, para mi no lo es tanto, ya que no me esperaba menos de este dúo tan marciano como genial.

 

Tierra, trágalos, sigue en la misma línea del primer largo del dúo, si es que puede haber una línea, y eso es lo mejor, en algo más de una hora y de 14 canciones, tocan con gran solvencia pasodobles, bosanova, electropop naif y divertido, canciones distorsionadas con demoledores muros de sonido en el rollo más noise que muestran, como en la espectacular “Ya estaba así cuando llegué” que abre el disco; temas casi casi tecno … todo suena bien y en cada tema la voz de Marina con su irresistible susurro nos va introduciendo en el mágico mundo de Klaus & Kinski, y nos descubre su tesoro, lo que más engancha a sus seguidores: sus letras. Creo que de lejos son las mejores del panorama nacional. Al igual que en su primer trabajo, tratan temas realmente espinosos como la muerte, “Mamá, no quiero ir al colegio”; la explotación inhumana de las grandes corporaciones y la connivencia estatal, “Los niños muertos y la decadencia política”, con una simplicidad deslumbrante, casi como explicando a un niño de qué va todo esto, una delicia. Tratan temas realmente curiosos en su vertiente histórico-político-filosófica, así como en Tu hoguera está ardiendo dedicaban un bolero a Menguele, saliendo más que airosos de reflejar en una canción los modos de tan espantoso personaje, ahora dedican una cancioncilla casi campestre a Bakunin, el padre del anarquismo, “La cara de Bakunin”, en la que analizan racionalismos y medios de producción. Se permiten caramelos como “Sobria y serena”, el título lo dice todo, en que hacen un genial y divertidísimo duelo a lo Pimpinela en falsete. Y analizaríamos canción tras canción poniendo el listón altísimo.

 

Definitivamente y rotundamente maravilloso. Igual que en su primer trabajo, tocan todos los palos que quieren, salen airosos de cada reto que se marcan de manera natural y espontánea, tratan temas que levantarían ampollas de manera inteligentísima, con una falsa ingenuidad extraordinaria. Indispensable, uno de los discos del año, y uno de los grupos imprescindibles del panorama nacional, y pocos pueden decirlo con solo dos discos bajo el brazo. Enormes.

 

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com