música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

LCD SOUNDSYSTEM

This is happening

DFA Records, 2010

 

Texto: Ángel Muñoz

 

Aquí lo tenemos de nuevo, James Murphy, enorme, lo ha vuelto a hacer. Es muy fácil apuntarse a las modas cuando están en marcha, muy difícil crear la tendencia y sentar cátedra, y más difícil aún mantenerse en la línea cuando todo cae. A principios de la década James Murphy, pedazo de músico de éxito tardío y aire de crooner entre neoyorquino y castizo, de tugurio cercano y amaneceres elegantes, rompió con su grandísimo disco de debut homónimo poniendo encima de la mesa la resurrección del funk de los setenta sobre bases electrónicas revestido de una suave elegancia lounge en ocasiones, en ocasiones con un salvajismo punk y siempre con una actitud rockera orgullosa y elegante, divertida e irónica. Siempre de la mano de su socio en DFA Tim Goldsworthy, crearon singles impresionantes como “Give It Up” o “Losing My Edge”, que a mi me sigue poniendo los pelos de punta casi diez años después, con su ritmo hipnótico y James Murphy arrastrando su cascada voz cortando trajes con sorna a todas las tendencias musicales del siglo. Muchas bandas surgieron mezclando rock con electrónica, funk con bases electrónicas, rabia punk con samplers, y churras con merinas. Pero él estaba allí desde el principio, influyendo sobre todos ellos. Unos años después Sound of Silver, seguía en la misma línea, aunque bajaba un poco el pistón con temas algo insufribles por la blandura que destilaban, en tierra de nadie, entre el pop y Frank Sinatra, como “All My Friends” o “New York I Love You”, volvía a lo que mejor sabe hacer con temas para no parar, contundentes, brutales, sucios, ritmos negros de antros oscuros, letras sexuales, irónicas, brillantes como “North American Scum” nos devolvían la fe en cada salto.

 

Y ahora que parece que el rock vuelve a ser el protagonista; que bajo, batería y guitarra rules, que Fatboy Slim se dedica a hacer estupideces con David Byrne y que ningún DJ cobra un kilo por sesión, allí sigue él y unos pocos, ¿por qué? porque solo los mejores son atemporales en su estilo, fuera de modas y tendencias, porque tal vez nunca dejó de hacer rock and roll, porque el funk nunca ha muerto, porque la electrónica, como nos demuestra el Sonar año a año puede ser genial. Así es que sí, This is happenig, está ocurriendo ahora, y no hay que perdérselo. Y volvemos al axioma musculoso de su música, a las letras golfas y divertidas y a no parar de mover de manera repetitiva la cabeza con sus gloriosos y eternos bucles. Aunque vuelve a algún devaneo de flojera acercándose a los temas ya mencionados de Sound of Silver en “Can Change”, “You Wanted a Hit” o  “All I Want”, canciones como “Dance Yrself Clean”, “Drunk Girls” o “Pow Pow” bastan para adelantar por la izquierda a su anterior trabajo y firmar uno de los discos del año. Un disco genial, y, atentos, porque parece que será el último de LCD Soundsystem, en plan trilogía, o eso al menos dice Murphy. Sería un broche de oro para esperar sus futuros proyectos musicales, es lo que tienen los genios, así es.

 

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com