música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

LOS PLANETAS

Una ópera egipcia

Sony Music, 2010

 

Texto: Ángel Muñoz

 

Curioso nombre el del esperadísimo octavo trabajo de los granadinos, he leído que una opera egipcia es como denominan los gitanos a una obra maestra, y si Jota, Eric y Florent han escogido este título pensando en ello, coincido plenamente. Una Opera Egipcia me parece soberbio, y curiosamente, hoy he podido leer en EP3 que está entre los discos más vendidos del país, en una época en la que este dato es un indicador casi irrelevante y más para una banda honesta como pocas a la que nunca le ha importado vender y que ha declarado que nunca tocaría (ni ellos se lo pedirían) en los 40 Principales. Curiosidades aparte, vamos a dar nuestra opinión y hablar un poco de uno de los discos más extraños en su concepción y planteamiento y más personales del grupo, y que sin embargo rebosa talento y calidad en cada tema, han hecho lo que han querido, y lo que han querido y lo que ha salido es una joya que está tan tan tan por delante de todo que apabulla.

 

El planteamiento del trabajo a priori podría resultar algo caótico; temas ya incluidos en recopilatorios, una deliciosa veleidad electrónica, singles de adelanto con bastantes meses de anticipación, bandas sonoras, colaboraciones que se caen y se sustituyen con gran fortuna y acierto ... todo ello con el anuncio temido por algunos de que ahondaban más aún en el terreno flamenco siempre latente pero ya explotado en el maravilloso La Leyenda del Espacio… con todo esto ¿qué iba a ser Una Opera Egipcia? Pues un discazo al que no se le pueden poner peros, flamenco pero mucho más pop, la fusión perfecta, la consolidación de algo de lo que muy pocos grupos pueden presumir, de un sonido propio inconfundible, no recuerdan a nadie, no se parecen a nadie, suenan a Los Planetas, han vuelto.

 

El trabajo comienza con una intro instrumental, “La Llave de Oro”, que realmente no me convence, pero que afortunadamente no adelanta nada de lo que viene después, porque una a una, son todas una maravilla. Los singles que ya conocíamos, que por cierto me encantan, “Soy un pobre granaíno” y “Romance de Juan Osuna” están tan estratégicamente colocados en el largo, que no chirrían y aportan al conjunto más solidez si cabe, “Soy un pobre granaíno”, tan simpática y radiante ella, da paso a “Siete Faroles”, y ambas nos hacen regresar a los terrenos más pop del cancionero planetero de hace ya años, con símiles tan simples y acertados : “como tú y yo lo vemos no es de la misma forma, tú quieres fiesta y yo estoy en coma”, genial; y de esta manera da paso a la primera colaboración con La Bien Querida, no podía ser de otra manera, con sus letras de cotidianeidad andaluza, simples y redondas, “No sé como te atreves” es de mis canciones favoritas del disco. “Señora de las Alturas” baja aún más el tempo para darnos una balada calmada e intimista en la que gracias a uno de los regalos que nos da la producción de Una Opera Egipcia, se entiende a Jota mejor que nunca, podemos disfrutar de preciosos versos de amor. Y de golpe, la canción más electrónica que hayan hecho nunca los de Granada, “La Veleta” también con La Bien Querida. Y el río baja ya hacia los terrenos más flamencos del disco, encontrándonos con el single “El Romance de Juan Osuna” que me encanta, “Virgen de la Soledad”, magnífica demostración de cómo manejar su lado más oscuro con atmósferas brumosas y unas guitarras sobresalientes, Florent ya es un auténtico maestro de las seis cuerdas por si a alguien le cabía duda, y “La Pastora Divina” con el gran Enrique Morente, que como nos demostró en Omega, no le hace ascos a ninguna colaboración con el rock, y todos se lo agradecemos. Como nos tienen acostumbrados cierran con una gran canción de casi 10 minutos, “Los Poetas”, oscura, densa y mística, con Jota desnudando su lado más personal.

 

¿Qué más decir de Una Opera Egipcia? Su disco más personal es el más vendido de su historia, con uno de los trabajos que más disfrutarán sus fieles, parece que han enganchado a nuevas generaciones, su disco más caótico a la postre es de los más coherentes, y haciendo lo que les pedía el cuerpo, lo que les daba la gana, han firmado uno de los discos del año, una obra maestra, una Opera Egipcia.

 

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com