música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

MAGA

A la hora del sol

Mushroom Pillow, 2010

 

Texto: Ángel Muñoz

 

Ya tenemos aquí el esperado cuarto álbum de los sevillanos, con muchas, muchas sorpresas, que si bien no han sido del agrado de todos, a mi, después de algunas escuchas y superada mi ligera desazón, me convence bastante.

 

Cambio de discográfica, cambio de batería, y cambio de estilo bastante radical la verdad. Debut apabullante con su Disco Blanco, y dos trabajos más cada dos años, su Disco Negro y Disco Rojo y cuatro años de silencio. ¿Qué ha pasado en Maga? Nos tenían acostumbrados a un barroquismo marciano dentro del panorama pop nacional. Con su Disco Blanco sentaron cátedra y deslumbraron con unas letras oscuras e indescifrables que realmente uno no sabía (y perdonen la ignorancia) si estaban compuestas desde un punto de vista puramente estético – lingüístico, o si tenían algún sentido, herméticas y fuera de lo común en cualquier caso; y una recarga instrumental repleta de talento, una estrella polar en el firmamento indie.

 

A la hora del sol supone un paso hacia un pop digamos más convencional, más fácil y digerible. Las letras siguen poseyendo una belleza críptica pero son más claras y entendibles, y sobre todo la música se despoja de tanto oropel, es pop desnudo, reducido a un esqueleto clásico, bajo, guitarras y batería bajo unos parámetros convencionales y unos medios tiempos cuidados. ¿Se han cansado ellos mismos de su propio barroquismo? A la hora del sol es muy buen disco, tal vez marque el comienzo de una nueva época en el trío que por supuesto iremos siguiendo, pero solo si es muy bueno se sale airoso de la comparación constante de su Disco Blanco. El trabajo comienza muy bien, “La balsa”, “Harás y romperás” o “Hasta despertar” son canciones muy brillantes, un ejercicio perfecto de pop atemporal, y el cierre del disco son dos preciosas canciones en un broche perfecto, “Silencio” y “Último mar”, pero realmente la parte central del disco es una medianía.

 

Los sevillanos tienen siempre el problema de lo que se espera de ellos, que siempre es más. A la hora del sol me parece un disco más que correcto, muy bueno, pero no deslumbrante, y desconcertante para sus seguidores. Probablemente enganchen más fieles con este pop más cercano, y tal vez seco el pozo de las espirales oscuras y dado el paso al frente hacia esta nueva línea musical estemos ante la mencionada nueva etapa de Maga, etapa que afrontamos con la esperanza de volver a babear ante un trabajo suyo, escuchando algunas de las muy recomendables canciones que contiene este A la hora del sol.

 

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com