música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

MGMT

Congratulations

Columbia Records, 2010

 

Texto: Ángel Muñoz

 

Será que me estoy haciendo viejo y desconfío ya de muchas cosas. Realmente el grupo de Goldwasser y VanWyrgarden me parecieron en su momento uno de los mejores exponentes de la resaca post Strokes neoyorquina; pose boho total, toque de glamour, letras inteligentes, y una mezcla bailable de rock con toques psicodélicos a lo Flaming Lips, deudores de Bowie y el glam … una maravilla surgida del siempre bullente semillero artístico de New York. Con su anterior disco, Oracular Spectacular, marcaron una cima. Su coctelera estilística nos deslumbró a todos haciendo que no parases de darle al play moviéndote al ritmo de “Kids” y pensando en una especie de puente aéreo entre Brooklyn y el Manchester ácido y psicodélico de los 90. También firmaron un contrato por cuatro trabajos con Columbia, ¿acierto o condena?

 

Su esperadísimo tercer trabajo, Congratulations, para nada es un mal álbum. Pero desconfío de las declaraciones del tipo de vamos a hundir la industria, vamos por libre, etc … en fin, de que  no pensábamos comernos un colín de tan alternativos e incómodos que somos para Columbia, el público no nos importa nada, queremos reafirmarnos como artistas, y, ¡oh milagro!, estamos en todos los titulares, en lo alto de las listas de los medios especializados y somos disco del año; no sé, no tengo ganas de  reflexionar sobre ello, pero ya de partida hace que me acerque al trabajo con un recelo plasticoso al respecto; ¡solamente KLF tuvieron los huevos de quemar un millón de libras y desaparecer!

 

Tras estas reflexiones, el disco me parece más maduro, y menos divertido, que el anterior, con un sonido y una producción muy muy buena, realmente impecable, más reminiscencias al rock de los 70, a Bowie, y algo menos de locura Flaming Lips en los principales temas. A quien más me recuerdan es a Of Montreal, pero haciéndolo peor. Las letras siguen siendo uno de los fuertes del dúo, inteligentes y brillantes. Puede que no haya ninguna canción tan inmediata como “Kids” pero temas como el que abre el disco, “It’s working” entran solas. “Flash Delirium” es otra pequeña joyita, y las baladas como “Someone’s missing” o la propia “Congratulations” (supongo que en esta está su rebeldía contra la industria) son imprescindibles. Dedican una canción homenaje a Brian Eno y “Lady Dada’s Nightmare” es evidente a quién hace referencia.

 

En conjunto, en mi opinión es un muy buen trabajo, pero embadurnado de la asepsia que puede dar una ligazón tan fuerte con una grande; pierde la frescura y la pegada de los anteriores, pero gana en madurez y consistencia, y deja una pregunta abierta sobre el siguiente largo que tengan que entregar. Esperemos que la respuesta a esa pregunta la celebremos todos, porque talento les sobra, ya han demostrado lo divertidos que pueden ser, y también lo profesionales e inteligentes, chicos, ha llegado el momento de juntar ambas cosas y dejar con la boca abierta a todos con el siguiente. Mientras tanto, felicitémonos de que están con la forma suficiente para hacernos disfrutar de ellos, y de esperar algo más, y algo mejor.

 

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com