música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

THE HORRORS

Primary colors

XL Records, 2009

 

Texto: Ángel Muñoz

 

Lo confieso, me pongo a los pies de estos extraños, espigados y tenebrosos jovencitos de Southend, sumándome a la legión de asombrados del giro tan copernicano que puede dar el sonido de una banda, otrora despreciada y como con disciplina, talento, ganas de hacerlo bien, y el sorprendente respaldo en la producción de Geoff Barrow de Portishead pueden ofrecer este maravilloso Primary Colors, tan alejado de aquel engendro sonoro que supuso su debut: Strange House.

 

La irrupción en la escena musical de estos cuatro chicos no pudo ser más extraño… divertido? salvaje … influenciados por el garaje oscuro y sucio de los sesenta, y tras varios cambios de formación, lograron que en 2007 les dirigiera el clip de su primer single nada menos que Chris Cunningham. Un video realmente gore, censurado por la MTV, para su canción “Sheena is a parasite”, ni que decir que la canción arrasó en UK y muy poco después apareció su debut Strange House, con el que se embarcaron de festival en festival en una extensa gira, adorados y despreciados por la crítica a partes iguales. Su estética es genial! Esos pelos, con flequillos mezcla de los primeros Beatles y Robert Smith. Su ropa, su propio fanzine ilustrado por Faris, estudiante de dibujo (buscadlo por la red, la verdad es que es demencial, lo recomiendo), sus letras, su música realmente desquiciada, sus directos salvajes, demasiados agresivos incluso (aquí en Madrid destrozaron literalmente la Moby Dick) . Son el sueño de cualquier adolescente perverso. Sexo guarro, gore, sonido oscuro, agresividad, pintas raras, una gira mundial en la que pasó de todo como no podía ser de otra manera, todo apunta maneras, si no fuera porque realmente el éxito del conjunto es precisamente todo lo que lo rodea, menos precisamente su música. Eran malos, realmente malos, complicados y extraños. Sin rumbo, sin saber dónde disparar. Solo gritar, pasarse de vueltas y destrozar garitos, con elegancia y chulería eso sí, y rindiendo siempre tributo a los clásicos para que sus contemporáneos aprendan lo que es bueno.

 

Y de repente han aprendido. Sí, eran buenos; sí, tenían talento; sí, solo dos años después han crecido, han madurado, y solo tenían que canalizar todo ese torrente de energía brutal y enrabietada. Y se sacan de la chistera esta maravilla, Primary Colors, y descubres que Faris Rotter sabe cantar, y que puedes escuchar este disco sin cansarte e incluso ir a un concierto suyo sin temer por tu integridad física.

 

Seguramente ha sido Geoff Barrows el responsable de todo esto. Apostó por la banda para acompañar a Portishead en las presentaciones de Third y se quedó tan prendado por su arrolladora presencia y su potencial oculto, que les apadrinó para producir su segundo largo. Tal vez les haya inoculado dosis y dosis del hipnótico sonido de los de Bristol para hacer que incluso hablen como un viejo rockero tranquilo y sosegado con 23 años y haciendo tan solo dos que reventaban sala por la que pasaban.

 

Primary Colors es una maravilla oscura y densa, que recuerda sin ambages a Joy Division y al componente más oscuro y garajero del punk. Arreglos electrónicos y muros de sonido a lo My Bloody Valentine. Dejan de lado a los Cramps y los consejos en sus fanzines (siguen sin apostar por Internet y por meter singles en listas… actitud que les honre les sobra, desde luego) sobre cómo distorsionar guitarras, para ofrecernos canciones tan apabullantes como el arranque del disco: “Mirror’s Image” , joyas de pop oscuro con tintes de Cure en “Primary Colors”, o destellos fantasmales de Ian Curtis en “Scarlett Fields”. “Three Decades”, “I Can’t Control Myself”… no tiene desperdicio ninguna de ellas.

 

Primary Colors sorprende, y agrada. Es una pasada, uno de los trabajos del 2009. Y sorprende el buen hacer de una banda que ha demostrado poder parar y girar en redondo apenas cumplidos los 20, plantearse las cosas y demostrar que tienen talento de sobra para quedarse. No lo dejes pasar.

 

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com