música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

THE PINE HILL HAINTS

Welcome to the midnight opry

Moshi Moshi Records, 2012

 

Texto: Asier R.

Tras disfrutar de sus discos y de su último concierto en la sala Wurlitzer por estos lares, nos sentíamos en deuda con The Pine Hill Haints, ya que el disco que venimos a comentar entraba a formar parte de una lista con otros discos que no han dejado de machacarte el tímpano con gusto.

Así, tengo que decir que este “Welcome to the Mignight Opry” me parece el disco más redondo de todos cuantos he escuchado de estos muchachos. ¿Qué si puedo justificar porqué mejor este que los anteriores? No, no puedo. Las constantes de todos ellos están ahí. El caso es que me da lo mismo, éste, al igual que sus principales discos anteriores tiene un inicio especial. Una fantasmal y bella melodía al serrucho, ”I Wish I Was A Jack-o-Fire”, te introduce en el mundo fantasmal del álbum, para inmediatamente después encadenarte una serie de canciones en las que Jamie Barrier se deja llevar por su faceta más punkarrilla (se inició en grupos de punk) de canciones breves y directas. A cada cual mejor.

Ya en esas cuatro canciones, vemos varias constantes del disco: 

Títulos eminentemente poéticos: “My Heart is a Star Beneath the Frost on the Ground”, es decir: “Mi Corazón es una Estrella bajo la Helada del Suelo” que junto el posterior “The Day the Sun did Not Come Up” (El Día que el sol no salió) y “I Know that You´re  Gone but Last Night I dreamed you were here” (Sé que te has ido pero la pasada noche soñé que estabas aquí) hacen una de las perfectas combinaciones entre una canción estupenda con un título acorde a su calidad… aunque no su longitud.

Otra sería la presencia absolutamente fabulosa del acordeón, véase, o mejor, óigase en “Desperation Blues” haciendo la melodía juguetona y melancólica que junto con la energía acústica de las guitarra nos quedamos con canciones en las cuales no sabes muy bien si ponerte a bailar o quedarte mirando caer la lluvia a través de la ventana.

De un plumazo se quita esa sensación llega una de las primeras composiciones de Matt Bakula, donde el banjo siempre hace su presencia y también la socarronería y la sensación de entrar en un bar… plagado de espíritus dispuestos a correrse una buena juerga. Hablamos de “The Low”. Bakula tiene esa habilidad de que sus canciones recuerden, por los ritmos del washtube (ese contrabajo casero), su forma de cantar y de tocar el banjo, a una canción reggae. Pero no os asustéis aquellos que os amuermáis con ese estilo, The Pine Hill Haints son un grupo de folclore, básico, que puede utilizar muchos adornos pero que no dejan de sonar a ellos mismos. Si me tuviese que quedar con una canción de Bakula, esa sería la mencionada “The Day the Sun did Not Come Up” en la cual el acordeón tiene un tenebroso momento de instrumento ambiental…más allá de la melodía.

Los recorridos de esta maravilla de disco no se agotan, desde ese poema a la noche y la luna, con el ulular del viento y sobre todo, las estrellas reflejadas en los ojos que es “Moon Shadow” al vals con banjo de “Carols to Crack the Sky”, desde la inquietante presencia de un tétrico piano con niña al fondo en “Ghost Town” a la vitalidad del rústico violín que te atrapa en “Midnight Opry”. Eso es lo que pasa con Pine Hill Haints, ligeros como el aire, no te das cuenta de que son intensos como un atardecer de agosto con una taza de café bien aromático y que te acaban atrapando de la misma forma. Sin darte cuenta.

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com