música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

ALELA DIANE & WILD DIVINE

Madrid, Teatro Lara

26 de octubre

 

 

Texto: Asier R.

Fotos: www.aleladiane.com

 

El reciente conocimiento de Alela Diane no nos había quitado ganas de presentarnos en un entorno como es el teatro Lara, en el que curiosamente, éramos gratamente primerizos. Y digo gratamente, porque fue muy útil para el entorno del concierto, la sorpresa de un lugar que se transformó en un cálido salón con chimenea, hogareño y muy agradable.

 

Dejando de lado las primeras subjetividades, Alela Diane se presenta con una gran colección de canciones bajo el brazo. El que es su último disco “Alela Diane & Wild Divine”, se transformó en el protagonista de la noche debido a la enorme presencia que tuvo en el cancionero de la artista. No puedo asegurarlo, pero poco faltó si es que realmente no tocaron todas las canciones de dicho álbum. Y es, para nosotros, de agradecer ya que de su discografía, es nuestro favorito, junto con The Pirate’s Gospel, el cual tuvo su buena presencia. Pero luego volvemos a este disco.

 

Sencillez es en este caso la palabra para definir el concierto. A todos los niveles, Alela Diane trató con el público con suavidad pero sin ningún tipo de ñoñería. Tal vez todos nos sentimos al abrigo de la intemperie en este entorno y nos sumimos en el arrobo de su voz y de la elegancia de sus instrumentistas. “Of Many Colours” fue la canción encargada de llevarnos de la mano a lo largo del concierto, como una cálida brisa. Los encargados de darnos hospedaje fueron el marido de Alela y su padre, que le cubrieron las espaldas con la guitarra, y el segundo de ellos, también con la mandolina. Se fueron desgranando las canciones con el grupo al completo y alternando nuevo disco con el resto de su discografía, mención especial para “Elijah”, en la que el trabajo de todos fue muy bueno, al ir consiguiendo un suave crescendo de la canción, que gana en intensidad de forma casi imperceptible. Tal vez hacia la mitad del show, nos quedamos en un set acústico junto a su padre, en la que destacaron “Third Feet” y “Rifle”, de agradecer la compenetración (supongo que es normal) que hay entre ellos así como la inclusión de un nuevo futuro tema.

 

Tras la vuelta de los instrumentistas al completo y algunas pequeñas bromas en español, se nos regaló tal vez dos de los mejores momentos del concierto. En primer lugar, “Suzanne” que fue la encargada de cerrar el concierto antes de los bises. El grupo al completo, se dejó llevar en una jam, aumentando, no exageradamente, el tono roquero del concierto, y haciendo una labor tanto el batería como el guitarrista, de mérito. El primero por lo detallista a lo largo de la canción, percutiendo de muy distintas maneras, llenando de matices la canción, y eso de forma muy suave. El segundo, aportando un guitarreo, tal vez muy academicista pero consiguiendo un gran efecto. Y en segundo lugar, tan solo por orden cronológico, el primero de los dos bises, la canción que cierra su mencionado The Pirate’s Gospel, “Oh!, My Mama”, que sonó extremadamente emocionante, hasta la congoja,  y nos hizo, por otro lado, maravillarnos de lo que fue una constante: los matices, suaves, hermosos, de la voz de Alela Diane que nos sumergieron a lo largo del concierto, en una sensación de bella placidez.

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com