música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

ARCTIC MONKEYS

Madrid, Palacio de Vistalegre

5 de febrero

 

 

 

 

 

 

 

Texto: Ángel Muñoz

Fotos: http://www.arcticmonkeys.com/

 

ROCK AND ROLL. Como diría Calamaro, dejaron gloria y regalaron historia. Los de Sheffield se curraron un concierto rocoso y apabullante en el que no dieron ni un minuto de respiro a las 10.000 almas que nos congregamos en Vistalegre para comprobar en directo la evolución de los Monos. Y desde luego no defraudaron.

 

Realmente viendo el concierto, y repasándolo después con una sonrisa, vuelvo a las reflexiones que me surgieron escribiendo la reseña de su último trabajo, Humbug. Me resulta realmente increíble que estos cuatro chavales de Sheffield no lleguen ni a los 25; que parece que hayan pasado siglos pero realmente hace solo poco más de cinco años que dieron un pistoletazo de salida a lo que se dio en llamar “generación Myspace” regalando sus canciones por la red y tocando en cuestión de meses ante cientos de japoneses que se sabían al dedillo las letras de su rabioso, acelerado y garajero debut Whatever People Say I am That’s What I’m not; que en estos cinco años han podido publicar dos discos y un tercero más con una evolución impresionante; que Alex Turner ha podido darse un paseo exterior y delicioso con su aventura de The Last Shadow Puppets. Cinco años. No sé de ningún otro grupo que con poco más de 20 años reúna en el mismo pabellón a chavales de 15 y a gente de 40 rendida ante chicos a los que sacan dos decenios. Y que sea capaz de dar un recital tan solvente y convincente. Hora y media exacta, ni una sorpresa en el guión, y los Monos pasaron como una apisonadora.

 

El concierto comenzó con “Little Dance Liar” con un Jaime Cook desaforado a las guitarras disparando trallazos con su pose hierática arropada por una acertada escenografía e iluminación, austera y potente, como ellos, que nos regalaba en unas pantallas de extraño contraste la espalda de Cook, las greñas de Turner y la actividad frenética de Matt Helders. Este último el mejor de la noche.

 

Humbug ha traído muchos cambios a los Monos. La producción de Josh Homme y su travesía del desierto de Mojave, la vasta cultura musical de Turner y su talento como compositor aplicada directamente a su banda les ha abierto los horizontes, y yo no diría que se hayan americanizado,  pero es verdad que no se puede olvidar el aporte de los USA a la historia del rock, de ninguna manera, y ellos han unido orillas, suenan duros, contundentes más áridos y menos acelerados, para mi la maduración ha sido impresionante. Insisto que mención aparte merece Matt Helders; menos mal que terminó en la batería de la banda,  me parece un batería llamado a hacer historia, no paró ni un momento, el ritmo era limpio y brutal, no es que respaldase, ocupaba su lugar en cada canción llamando la atención de manera brillante.

 

Sucesivamente fueron cayendo varios de los mejores temas de Humbug, “Potion Approaching”, “Cornerstone”, “My Propeller” … un momento álgido fue “Crying Light” y el fin de fiesta  entre lluvia de confeti con “Secret Door”. Mientras tanto dejaron alguna agradable sorpresa como la versión de “Red Right Hand” de Nick Cave. Unos minutos y comienzo de los bises, dos y perfectamente calculados para terminar de rendir al personal con “I bet you looking good on the dancefloor”, y Cook dejando la guitarra ante el ampli distorsionando sola para despedir felices a los 10.000 presentes.

 

Recién empezado el año, ya tenemos uno de los conciertos del 2010. Me reitero en lo reseñado en Humbug, si siguen bien avenidos, tendrán el recorrido que Turner y los suyos quieran darle a esta aventura, y si lo hacen, harán historia. Ya la han hecho.

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com