música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

SALLIE FORD

Madrid, El Sol

28 Noviembre 2012

 

 

Texto: Rock in Chains

 

No estamos muy al tanto, ni de la historia de Sallie Ford ni de su repercusión mediática. Sí estamos al tanto de que llegó a nosotros al enterarnos de que había estado teloneando a The Avett Brothers y… en unos meses se presentaba en nuestro país.

 

No sabría muy bien qué pensar de ella después del concierto pero lo único objetivo es que disfruté de él. Sallie Ford se presenta con su estilo completamente naif, en lo que de representación se entiende y practicando una música que lleva con buena acogida en nuestro país desde hace unos años. Desde Portland, ciudad con excelentes bandas, la acompañan The Sound Outside, una banda tan joven como ella y que desprende concentración.

 

La primera vez que escuchas a Sallie Ford, lo primero que te llama la atención es su voz, claro, entre el grito y la técnica, resulta atrayente la mezcla de esas cuerdas vocales con pildorazos de un rock’n’roll de espíritu pop cuyas melodías se te quedan a la primera escucha. En directo, recordaba musicalmente mucho más a grupos de power pop, mezclado con el surf en algunas ocasiones (sobre todo en la introducción), tal vez por el uso de guitarras más electrificadas y el bajo eléctrico en lugar del contrabajo.

 

El caso es que, aparte de la inocencia, con esos pequeños bailes (es verdad que cuando suelta la guitarra, sin desmelenarse a lo bestia, explota esa vena de dejarse llevar de forma sencilla), otro de los puntos a favor es el buen humor de la cantante, que lo mismo se descontrolaba con una carcajada infinita, sacándole los colores a su guitarrista, Jeffrey Munger, por su español, como se dejaba llevar por los acordes del clásico “Rumble”,  incapaz de finiquitarla hasta que el propio Jeffrey salía en su ayuda con sorna, todo ello con mucha simpatía.

 

Respecto al repertorio, más o menos lo normal. Sallie tiene canciones adictivas, y parece que va a seguir por ese camino. Una de las primeras en ser de las favoritas del público (bastante entregado desde el principio), fue “Write me a Letter”, especialmente cuando se lanzaba a los agudos, pero en su primer larga duración tiene canciones igualmente inmediatas que se degustan como si de una sabrosa porción de pizza se tratara, y así sonaron muchas de ellas, “ Cage”, “Danger”, “I Swear”…Pero lo mejor del repertorio, aparte de cierto cambio en el sonido (nada exagerado), era el hecho de que trajese canciones de lo que será su próximo disco de febrero, de las cuales, que pueda recordar los títulos, fueron atrayentes “Fuck That” o “Addicted”, aunque en general todas sonaron igual de disfrutables que sus canciones ya conocidas.

 

En resumen, frescos y sin complicaciones, lo de Sallie y sus chicos, pese a su concentración y timidez iniciales, fueron desarrollando el concierto de forma graciosa y atrayente durante 75 minutos, al final de los cuales parecía que te habías tomado una pildorita azul la felicidad. Y de momento, eso es suficiente

 

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com