música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

THE GREAT CRUSADES

Madrid, Sala La Boite

15 de junio

 

 

 

 

 

 

 

Texto: Asier R.

  

Corren buenos tiempos para los conciertos en directo y corren buenos tiempos para el descubrimiento de bandas no muy conocidas con un legado amplio y envidiable. Es el caso que nos ocupa.

 

Estos cuatro caballeros de Chicago, ciudad de gangster, tienen una carrera muy amplia, de consecuente evolución e inquietud y que consecuentemente ha cristalizado en álbumes muy ricos, tanto en influencias, como en talento para amoldarlas y resultar un híbrido no demasiado extraño pero que te descoloca ya que, sin saber exactamente de dónde sale, han conformado un sonido y unas canciones que suenan exclusivamente a ellos a la par que las suaves brisas de heterogéneas influencias se abren paso por nuestros oídos.

 

Fiction to Shame es su último larga duración, por poco tiempo ya que en breve publicarán su siguiente obra de inteligente título: Who's Afraid of Being Lonely?. Como en nuestros oídos la primera está recientísima y grabada a fuego en las orejas, echamos de menos mayor hincapié en esta obra, pero nada que objetar a un repertorio que cubrió ampliamente toda su discografía.

 

Se presentaron con impecable sobriedad de traje, respaldados por sus instrumentos y ya de primeras se veía que al igual que ocurre con muchas bandas que no pueden venir con colaboradores, los múltiples matices de sus grabaciones darían lugar a un sonido más directo, eso sí, sin dejar de lado la impecable sonoridad del teclado en temas como “Sons & Daughters”. Además, la impecable precisión de un batería, tocando cual Slim Jim Phantom, de pie, con un estilazo y con una forma de adornar las canciones, muy difícil de encontrar por ahí fuera.

 

Una de las bazas que le aportan ese no sé qué especial al grupo, que lo hace tan reconocible, es sin duda su vocalista, con una voz llena de dramatismo, de dramatismo duro, nada de una voz llorona o blanda, más bien templada por mucho polvo reseco acumulado en su garganta y muchas experiencias sentimentales que sin duda han recubierto las cuerdas vocales de una fuerza única. Además, no quita, como las dos caras que todos tenemos, para que su voz adopte un gamberrismo muy sano. Ejemplo de las primeras pueden ser “Feel So Good to Be in Bed With You”, una de las canciones estrella de su primer álbum, o “Fiction to Shame” (que a pesar de sus múltiples diferencias, musicalmente no puede dejar de traerte a la cabeza el “Trouble” de los Jayhawks). Como ejemplo del segundo, de hecho el cachondeo predominó mucho más,  esa “Spinnin´ Head” que hizo lo propio con nuestra cabeza o su versión de “When Jesus Just Left Chicago”. De hecho, interaccionaron enormemente con el público, pasando el sector femenino a encargarse de bailar, las maracas y la pandereta sobre el escenario o también esa respuesta a los coros entre público y grupo con “Lucky”, gracias a la magnética personalidad de Brian Krumm que no se lo pensó ni un segundo a la hora de saltar del escenario para recolectar personal por toda la sala para que fuese a primera línea de tiro, o de escenario.

 

La pena y la grandeza a la vez es precisamente, que a pesar de la amplitud del repertorio, dejasen de sonar enormes temas, como “Got Down On My Knees”, “You Wish” o “Chevy Nova” pero algo hay que sacrificar cuando en canciones como la mencionada “Lucky” o su personalísima versión de “The Killing Moon”, dejan respirar, la canción, desarrollándola con tiempo, haciendo que penetre, y especialmente con el tema de Echo & the Bunnymen, los pelos se pusiesen de punta, concentrando una intensidad magistral. Un absolutamente claro punto álgido musical en el concierto.

 

Esperemos que próximamente mucha gente pueda volver a disfrutar de música tan artesanal como pasional. Y además, mucho más personal de lo que pudiera parecer en un principio. ¡Chapó!

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com