música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

WILCO

Madrid, Sala Caracol,

5 de julio

 

 

 

 

 

Texto: Serafin Pulido

  

Nuevo reencuentro con la banda de Tweedy, se había recuperado la magia de nuevo después de haber dejado pasar al menos las tres últimas citas de éstos en nuestro país. La sala en la que tiene lugar el concierto hace presagiar que no habrá un buen sonido, se trata del Palacio de Vistalegre en Madrid, además las connotaciones taurinas, pufff.

 

El concierto empieza con retraso, pero se compensa este con la concesión del primer tema, “Ashes of American Flag”, una bonita y tranquila canción con un estupendo solo de guitarra de Cline en la parte final, bueno, bueno, el sonido no está tan mal, continúan con “Art of Almost”, un tema del último disco con mucho desbarre en gran parte de la canción, pero de repente aparece el pufo sónico con “I Might” una canción con una base rítmica más acelerada, ahí es donde nos damos cuenta que el sonido deja mucho que desear, algo que apena, teniendo en cuenta que una de las bases sobre la que se sustenta actualmente la carrera de los de Chicago, es el directo. Queda patente el horripilante sonido, cuando Tweedy a la mitad del concierto más o menos, hace la siguiente pregunta al público: “The Sound, It’s ok?”, al principio el tímido público no responde nada, pero en unos segundos, se hace patente la disconformidad del público, insisto nada que ver tiene la banda en esto, que ponen todo de su parte para compensarlo.

 

Centrándonos en el concierto en sí, todos sabemos que Wilco es una banda muy rodada, constantemente están de gira, y esto hace que sus directos rocen la perfección, otro aspecto que les caracteriza es que su ‘set list’ es muy variado pero siempre con una estructura muy parecida, que se asienta principalmente en discos como Yankee Hotel Foxtrot, A Ghost Is Born, Sky Blue Sky y en este caso su último disco The Whole Love.

 

El cambio de guitarras tanto de Tweedy como de Cline, es canción tras canción, algo que sorprende es la interpretación de “Spiders (Kidsmoke)”, una de las canciones con más poderío del repertorio, en la que Tweedy saca la acústica, ¿será porque ya estaban advertidos?.

 

Algunos de los mejores momentos del concierto fueron el comienzo con “Ashes of American Flag”, “Art of Almost”, y "At Least That's What You Said", por su puesto el solo de guitarra de Cline en “Imposible Germany”, una de sus mejores canciones “Hand Shake Drugs” que va creciendo en intensidad a medida que avanza y que acaba con uno de los desquiciantes y maravillosos punteos de Nels Cline, el repaso a temas como “Box Full of Letter” o “Passanger Side” de su primer LP (AM), la coreada “A Shot On The Arm” y “Via Chicago” que una vez definimos como "esa majestuosa tormenta de sonido con la que parece que desbaratan un bella canción, pero lo que realmente provocan es más emoción si cabe", y la parte final con “Monday”, “Outta sight outta mind” y "I'm a Wheel", tres auténticos pelotazos, las dos primeras de su segundo LP (Being There), y la tercera del quinto disco (A Ghost Is Born).

 

 

Para cerrar pudimos escuchar “HooDoo Voodoo “, aunque se echo de menos alguna canción más de sus discos tributo a Woody Guthrie con Billy Bragg... claro hombre, siempre le faltan a uno canciones.

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com