música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
                en pantalla     dvd     especiales     series tv

 

 

 

AVATAR
Una película de
James Cameron
Interpretada por:
Zoe Saldana, Sam Worthington, Giovanni Ribisi, Sigourney Weaver

 

 

 

 

 

 

 

Texto: Tomás Sendarrubias

 

Hacía mucho tiempo que el estreno de una película no levantaba la expectación provocada por las noticias sobre el estreno de Avatar, la nueva obra revienta taquillas de James Cameron que ha superado incluso las expectativas más positivas en cuanto a recaudación y asistencia de público a las salas. Desde luego, gran parte del éxito de la película ha venido de una campaña de marketing digna de las elecciones a la presidencia de EE.UU, pero también es cierto que se trata de una de esas películas en las que el boca a boca está obrando auténticos milagros a la hora de conducir a la gente al cine a elegir esta película y no cualquier otra.

 

El argumento como tal es un tanto básico, muy fácil de resumir. Se desarrolla en el año 2154, en Pandora, la luna habitada por una raza casi homínida llamada na´vi, con la que se encuentra en conflicto el ejército del Planeta Tierra debido a que una de las colonias principales de los na´vi se encuentra en torno a una veta de un mineral de extraordinaria importancia para los terrestres por su capacidad energética. El protagonista, Jake Sully (Sam Worthington), es un ex marine que se vio atrapado en una silla de ruedas debido a un accidente en la Tierra, es enviado a Pandora debido a que su hermano gemelo, muerto en un acto terrorista, era un científico del proyecto Avatar, que plantea la integración entre los humanos y los na´vi, dirigido por la doctora Grace Agustine (Sigourney Weaver). Durante su estancia en Pandora, Jake conoce a una de las na´vi, la princesa Neytiri (Zoe Saldana), que le introducirá en la cultura, tradiciones y costumbres de un mundo fascinante y sorprendente en cada uno de sus rincones.

 

Como podéis suponer, es obvio que poco a poco Jake se va sintiendo cada vez más vinculado a los na´vi y Neytiri, hasta el punto de enfrentarse al resto de los terrestres para ayudar a los na´vi cuando llega el momento de las hostilidades. No es difícil encontrar referencias anteriores con argumentos parecidos, como la propia Pocahontas, y de hecho, toda la película está cuajada de referencias que nos llevan a interpretar Avatar como una alegoría de la conquista del Oeste, y a otras películas como Bailando con Lobos. Hasta aquí, nada sorprendente, nada innovador, nada que haga destacar Avatar por encima de cualquier otra película…

 

Porque lo destacable es todo lo demás. Abundar en el tema de los fantásticos efectos especiales sería algo repetitivo, porque es lo que todo el mundo ha destacado (aunque realmente son impresionantes), pero es que hay que destacar, por ejemplo, el fantástico ritmo de la película, cómo Cameron marca unos tiempos de desarrollo que consiguen que las más de dos horas y media de metraje de la película pasen tan rápido que llega a hacerse corta. El humor, la acción y la filosofía se entrecruzan en una serie de escenas cuidadamente planeadas para absorber al espectador, que se convierte en un habitante más de Pandora, dejando además un hueco (como no podía ser de otra manera) para el amor, ya que la película cuenta con su propia historia romántica. Los actores, sin tener unas interpretaciones magistrales, tienen todos actuaciones correctas, tanto en sus escenas como humanos como en las que son na´vi digitalizados.

 

Y bueno, una opción no imprescindible pero sí a tener en cuenta es la posibilidad de ver la película en 3D-digital, lo que permite que el espectador se integre aún más en el espectáculo de formas, colores y extraordinarios diseños que es Pandora y los dominios de los na´vi. En resumen, una película que, si bien seguramente no represente ningún antes y un después para la historia del cine (más allá de sus resultados de taquilla), sí que es una opción perfecta para el entretenimiento y la diversión sin marcos de edad restrictivos.

 

Vamos… ¿a qué esperáis?

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com