música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
                en pantalla     dvd     especiales     series tv

 

 

CENTURIÓN
Una película de Neil Marshall

Interpretada por:
Michael Fassbender, Dominic West, Olga Kurilenko, Noel Clark…

 

 

 

 

Texto: Tomás Sendarrubias

 

Hace ya varios años, después de salir del cine de ver El Rey Arturo, me prometí a mí mismo no volver nunca jamás a ver una película de trasfondo romano. Por circunstancias del destino, hace unas semanas, y cuando se suponía que iba a ir a ver Origen, accedí a romper mi promesa y entrar a ver Centurión.

 

Mal hecho, Tomás, mal hecho.

 

A priori, la película no tenía mala pinta, al menos en lo que la publicidad mostraba. Cine palomitero, de acción, entretenido… Y eso es lo que parece al principio, cuando la historia (simple) se plantea (de una forma también simple). A grandes rasgos, la película cuenta la historia de Quinto Días (así, tal cual), un centurión del ejército romano destinado en el confín del Imperio, en lo que hoy llamaríamos simplemente Escocia, en un momento en el que los romanos se enfrentan a los salvajes pictos, dirigidos por el malvado Gorlacon… Básico, ¿verdad?

 

No mejora cuando se revela el verdadero argumento de la película, cuando el malvado Gorlacon toma prisionero a Virilio, el general al que sigue Quinto, y deciden rescatarle. Cambiad a los pictos por “charlies” y a Virilio por el “Coronel Truman”, y veréis que original, tampoco es. Pero da igual, te dices a ti mismo… has venido a entretenerte…

 

Y según avanza la película te das cuenta de que eso no va a ocurrir. La trama se vuelve absurda tras veinte minutos de película, el desarrollo de los personajes es nulo, y para empeorarlo todo, Quinto se nos revela como un filósofo existencialista de lo más cansino, que va desgranando ante nosotros sus ideas sobre la lealtad y el honor en los momentos más inesperados y de la forma más impropia. La película es lineal, los giros argumentales, además de manidos, completamente previsibles, los actores alcanzan la categoría de hieráticos, y a partir del cuarto “paisaje de ensueño” te planteas que para eso están los documentales y National Geographic…

 

Poco más puedo decir… salvo que he renovado mi juramento. Si a alguno se os ocurre ir a verla, pensadlo dos veces. Sin duda, en casa estaréis mejor.

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com