música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
                en pantalla     dvd     especiales     series tv

 

SHUTTER ISLAND
Una película de
Martin Scorsese
Interpretada por:
Leonardo DiCaprio, Mark Ruffalo, Ben Kingsley, Emili Mortimer, ...

 

 

 

Texto: Consuelo Sánchez Condés

 

Dios ama la violencia. Martin Scorsese la ama también. No digo con esto que Scorsese sea un dios, ni el único. Poner una película en un pedestal es un error. Hay muchas películas que deberían seguir el nivel horizontal, diferentes temáticas, producción, etc. Pero ama la violencia, y así nos lo hizo ver por ejemplo con Gangs of New York, donde aparecía a su vez el añiñado Leonardo DiCaprio. Han pasado ya 8 años de ésta. El mismo tiempo hace de Atrápame si puedes (Spielberg, 2002), aquélla en la que el chavalín se aprovechaba de su aspecto inocente para engatusar a los espectadores y timar a los personajes. Siguió al idilio director-actor El Aviador, e Infiltrados, y Leonardo nos sigue demostrando que puede actuar como un adulto, con registros de veterano, a pesar de su cara de quinceañero, y sus piernas semi-zambas... Una musa de un gran director.

 

Y Martin... si de todas las películas que he visto nunca tuviera que ver ahora mismo una, elegiría Jo, qué noche!, una gran desconocida de Scorsese, donde adora las ¡carcajadas violentas!

 

Este psico-thriller mantiene la tensión de principio a fin. Incluso en escenas donde los personajes de relleno, como en la batida de policías, no reclaman la atención, pero contribuyen a crear ese ambiente lóbrego que te atrapa en busca de la solución al misterio. Un filme de larga duración que parece no durar lo que dura. Eso es fácil, si la historia engancha.

 

Mark Ruffalo le da la réplica a DiCaprio como alter ego, con un personaje muy bien definido, y a la vez subversivo, que podríamos tachar de sutil. Y que nos mantendrá en la duda hasta el final, en medio de una atmósfera gris, contagiada de enfermedad y sin futuro, sin espacio, dentro de los límites del acantilado y la mente.

 

Política hay, asimismo; que si el régimen militar, que si el comunismo, que si el nazismo... Burocracia, corrientes psicológicas, filosofía y técnicas médicas que evolucionan. No falta crítica social.

 

También adornan la cinta escenas oníricas como las que vive el protagonista con su amada fallecida, que recuerdan un poco a las de Más Allá de los sueños (Vincent Ward) -y no la menciono porque me parezca recomendable, sino por la similitud de ese aire ensoñador pictórico-, en cuanto a esa estética donde las sensaciones más paradisíacas pueden deshacerse al estilo de los relojes de Dalí.

 

Esto es, una obra más que, si no maestra, pasará a la historia de las buenas. Piensa, si quieres darle al coco, pero no le des muchas vueltas, no vaya a ser mayor la violencia de tus pensamientos que la fuerza bruta del mar que golpea la costa.

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com