música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
                en pantalla     dvd     especiales     series tv

 

 

 

 

 

THE BLIND SIDE
Una película de
John Lee Hancock

Interpretada por: Sandra Bullock, Quinton Aaron, Tim McGraw, Jae Head, Lily Collins, Kathy Bates...

 

 

 

 

 

 

Texto: Paloma Fidalgo

 

No nos fiemos cuando nos vengan con estadísticas. Quizá The blind side (escrita y dirigida por el guionista de Medianoche en el jardín del bien y del mal, John Lee Hancock) atraiga a los espectadores al cine. Pero seguramente los empujará más la curiosidad de descifrar por qué le granjeó un Oscar a Sandra Bullock, una actriz considerada de baja estofa, que porque hayan oído o leído críticas favorables sobre la obra.

 

Sí, la Academia destacó la interpretación de esa actriz sobre la de Meryl Streep y Helen Mirrer, entre otras nominadas, y es muy discutible y ya ha sido muy discutido que se lo mereciese. No obstante, este trabajo suyo es bueno. Moraleja: es una actriz con potencial, cuando la dirigen bien, lo hace bien, muy por encima de los papeles no demasiado sustanciosos en los que se la había visto hasta ahora. Enhorabuena para ella, sabemos que los Oscar son una forma de triunfo que no es estéril, lustran de lo lindo el currículo de quien los recibe.

 

El argumento de The blind side ronda un tema perenne, atractivo y que sin duda debe reivindicarse: la solidaridad. Una religiosa mujer acaudalada (Sandra Bullock) y con una vida aparentemente plena topa con un joven negro (Quinton Aaron), de carácter espinoso, que vive en un entorno de pobreza y conflicto, y decide echarle una mano hasta tal exitoso punto que quedan anudados el uno al otro por una entrañable relación. La historia se basa en la novela homónima de Michael Lewis, que a su vez se inspiró en la vida real de Michael Jerome Williams, Jr., de Memphis.

 

A la legua se distingue que la trama no es original (un rico blanco ayudando a un pobre negro), de una forma u otra ha sido ya sobada por muchos cineastas. Debe de ser difícil abordarla de manera fresca, oxigenada, y en esta película no se consigue, al menos no por completo. Como mínimo, tiene una traba: la construcción psicológica de los personajes. Son excesivamente maniqueos. El chaval es un puro Ceniciento moderno, y la paciencia y entrega de su nueva amiga roza demasiado la heroicidad del cómic, no es por completo verosímil. Es cierto que la ficción es ficción, no es un espejo de la realidad, o al menos no es un espejo que no la distorsione. Pero dentro de su fantasía, la ficción tiene que tener lógica. De lo contrario, chirría y nos deja fríos. Para colmo, estos dos sujetos se relacionan con unos diálogos demasiado espesados con sensiblerías.

 

Sin embargo, no minimicemos la película con este “pero”. La factura no es mala. Sus elementos tienen calidad y están bien engrasados. Las interpretaciones de los actores son más que correctas, tiene un ritmo tan fluido que permite que, en lugar de verla, uno se la beba, y el color y la fotografía gustan, aunque quizá pequen de un tono más televisivo que cinematográfico. Después de verla no se tiene la sensación de haber visto gran cine, pero The blind side sí cumple la misión de cualquier película: influir en nosotros.

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com