música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
                                                                  libros        comics

ECLIPSE EN MALASAÑA. Una zarzuela negra

Jack Mircala

Editorial Sins Entido, 2010

 

 

Texto: Ángel Muñoz

 

La primera palabra que me vino a la mente al ojear Eclipse en Malasaña, incluso antes de comenzar a leerlo y adentrarme en su particular universo, fue "precioso"; y esto dice todo de esta pequeña joya, ya que se supone que el objetivo primordial del arte, por encima de cualquier otra cosa, es conmover, estremecer, y perseguir un objetivo estético, Jack Mircala lo ha conseguido nada más levantar el telón de esta pequeña, castiza y surrealista zarzuela negra.

 

Eclipse en Malasaña es un relato circular, un desfile de personajes oníricos danzando por el escenario del barrio de Maravillas del siglo XIX, tan importante como un personaje más; un carrusel mágico protagonizado por Siniestro y Eclipse y sus amores locos y románticos. Siniestro arrastra su melancolía y apatía por las calles de Malasaña encontrando notas malvas escritas por Poe, homenajeado por Mircala y personaje destacado de esta zarzuela. Estas notas y estos poemas son el hilo conductor del circulo en el que Siniestro encuentra a la chica de terciopelo negro y bailan en treinta y nueve escenas su amor hasta el desbordante y sorprendente desenlace  acompañados de personajes tan tiernos y entrañables como la mecenas Doña Fernanda Valmadú protectora del inventor del proyector kaurismográfico Aki Kurismaki, hijo del rey de Finlandia, casada con el deforme Gorgonio y pretendida por el miserable Bolardo. Mezquino, asesino de animales exóticos, malvado arrepentido y arrojado a las manos de la alquimista Marieta Corín y sus máquinas para convertirlo en buena persona. El comisario Moratalaz, la Desgraciadita, Pola Neri y sus tres ojos, estrella del circo Splendeur Grotesque ... Fritz Lang, Erik Satie, canciones de Depeche Mode en discos de pizarra y el bueno de Edgardo Poez escribiendo sus poemas en notas malva, todo cabe en este carrusel, en este guiñol sorprendente.

 

Tan importante como el texto, escrito con un maravilloso lenguaje madrileño castizo decimonónico, son las ilustraciones, que de hecho, son lo que más llama la atención nada más abrir el libro, las que me llevaron a pensar la palabra precioso. Son una auténtica maravilla, recortables con claras reminiscencias al universo de Tim Burton, paisajes madrileños caleidoscópicos, buhardillas abigarradas, antiguos consultorios, la Puerta del Sol, las tabernas de la calle del Pez y de la Plaza del Dos de Mayo, detalles y detalles, arabescos naïf, una belleza nítida y desconcertante.

 

Si a todo lo anterior añadimos una cuidadísima encuadernación, tenemos entre las manos una auténtica obra de arte, una joyita que tendría que estar en la estantería de todo aquel lector con un mínimo de sensibilidad. Maravilloso.

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com