música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
                                                                  libros        comics

EL CASTILLO EN EL BOSQUE

Norman Mailler

Anagrama

Año 2007

 

Texto: Ángel Muñoz

 

La última provocación antes de su muerte de un genio como Mailer, sólo podía ser una joya prosística con un alarde de imaginación y frescura como el libro que os presentamos.

 

Poco se puede añadir del recientemente desaparecido Norman Mailer. Padre del periodismo literario junto a Truman Capote, ganador del pulitzer, azote de la clase política norteamericana a través de sus numerosos ensayos, guiones y novelas, antibelicista convencido y comunista investigado, ácido y corrosivo como pocos, se convirtió en un icono cultural, respetado, admirado e imitado. Lo mencionaron en sus canciones artistas como el mismo John Lennon, o Simon&Garfunkel. Y nos podemos quedar con una frase alusiva a su arrolladora personalidad aparecida en El Dormilón de Woody Allen: "Este es un retrato de Norman Mailer. Legó su ego a la Facultad de Medicina de Harvard".

 

Escribió sobre grandes personalidades de la historia, desde Picasso a Marilyn Monroe, y noveló hechos como el mítico combate entre Muhhamad Alí y Foreman (Combate en la jungla) o el mismo 11M. En esta ocasión se atreve nada más y nada menos que con el propio Adolf Hitler, una de las personalidades más fascinantes y misteriosas de la historia, y que más ampollas y más controversia sigue levantando años después de su desaparición.

 

En El Castillo en el Bosque aborda el nacimiento y la infancia de Hitler, cómo se forjó la personalidad del monstruo. Una personalidad que nos expone como ególatra, reprimida, histriónica, con una extraña y violenta sexualidad, dominadora y manipuladora.

 

Nos relata su origen incestuoso, y nos hace un cuidado retrato de la Austria rural de finales del XIX en el que el padre de Adolf,  Alois, destacó como funcionario de aduanas saliendo de su mísera aldea, siendo probablemente el miembro mejor dotado física e intelectualmente de su trastornada familia, permitiéndole desarrollar sus grandes dotes de seductor incluso entre los propios miembros de su familia. La personalidad del pequeño Adolf se forjó entre los celos a sus hermanos, la presencia y el temor a este padre de compleja personalidad, rígido, acomplejado, autoritario. ¿Y quién, no cómo, forjó la personalidad del líder del Tercer Reich? El mismísimo Diablo.

 

El meollo de la novela es un deslumbrante ejercicio de imaginación en el que Mailer nos cuenta los arcanos juegos de poder entre Dios y Satanás. Nos habla incluso de la personalidad de cada uno de ellos, cómo luchan por el mundo y sus habitantes, cómo se organizan, cómo ha evolucionado desde tiempos oscuros esta dualidad. Todo ello contado en primera persona por un demonio encarnado posteriormente en un agente de las SS encargado de supervisar toda la vida de Hitler desde su nacimiento al hundimiento de la Alemania nazi y de su líder. Un agente encargado de investigar por encargo de otro auténtico demente, Himmler, el origen superior del Fürher. Un demonio traidor que contándonos todo lo que cuenta en la novela traiciona a su jefe descubriéndonos los entresijos de esta lucha. Una delicia.

 

Casi 500 páginas que pasan en un suspiro, que enganchan, uno de esos libros que no puedes dejar de leer sea la hora que sea hasta que lo acabas, y rebosante de calidad, de esa prosa afilada, rotunda, impecable. Un broche de oro a la obra del maestro, una de sus mejores novelas.

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com