música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
                                                                  libros        comics

LA ÚLTIMA NOCHE

James Salter

Salamandra, 2007

 

Texto: Marcos Ripalda

 

Los diez relatos que componen La última noche tienen ejes comunes: la súbita revelación de un secreto (una infidelidad, por ejemplo) y/o la dolorosa aceptación de una pérdida. Salter hurga en los resortes de la familia norteamericana de clase media-alta para enfrentarnos con nuestros propios miedos: envejecimiento, pérdida de deseo, cercanía de la muerte y, sobre todo, las comodidades (y desventajas) de una vida convencional en detrimento de experimentar una verdadera pasión ante la vida, tema que tan magistralmente ha subrayado Cheever en sus cuentos, por cierto.

 

La última noche lo componen piezas cortas, intensas, cargadas de emoción sin recurrir a piruetas estilísticas. Se trata, como el propio autor explica, de “contar la historia con las palabras justas y sin turbulencias”. Un inmejorable ejemplo lo hallamos en el relato “Platino”, donde las apariencias no engañan y cada personaje carga con sus inseguridades y esperanzas, pese a quien pese. Salter sitúa a sus personajes en un momento abismal o de cambio profundo en sus vidas, donde todo parece venirse abajo cuando parecía que todo estaba en orden. Es decir: el autor no improvisa, tiene la historia bien atada antes de ponerse a ello. A este respecto, Salter reconoce en algunas entrevistas que no es un escritor que se diga “a merced de sus personajes”. Tiene claro lo que les sucede y por qué les sucede, así que no hay sorpresas para él. Por tanto, el lector asiste a un descubrimiento sin ruido, pero descubrimiento al fin y al cabo. Vamos, que no hay cáliz de fuego ni anillo mágico que valga. Bajo el sustrato de lo visible, lo que se dice, está el verdadero conflicto al que hacer frente. Que les coja confesados.  

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com