música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
                                                                  libros        comics

VIAJE AL FINAL DE LA NOCHE

Louis-Ferdinand Céline

Edhasa

Año 1983

 

Texto: Marcos Ripalda

 

Deslenguada, si una novela tuviera lengua. Brutal, si tuviese firmes y poderosos bíceps. Mal encarada, si fuese una portera cotilla con muy mala uva. Viaje al final de la noche narra las desventuras de Ferdinand Bardamu, que se enrola, en un momento de estúpida embriaguez patriótica, en el ejército francés para combatir en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, y del que deserta asqueado. Y este asco existencial perdura, se extiende como manteca a lo largo de toda la novela, descubriendo personajes pintorescos, malsanos y malnacidos.

 

El lenguaje de Céline es soez, acelerado, vivo. Está libre de todo tipo de formalidades. De este modo, muestra la naturaleza humana sin máscaras, en un impagable acto de sinceridad. Por muy feas que sean las miserias del hombre, el escritor las muestra con un estilo que ha influido notablemente en Jean Paul Sartre, Henry Miller y Kurt Vonnegut, entre otros.

 

Viaje al final de la noche marcó un antes y un después en mi modo de valorar para bien o para mal una novela. Todas pasan por aquí. Limitaciones de uno, es posible. Pero lo cierto es que tan impactantes, disfrutables y certeras pocas leí. Aviso para intrépidos: no es de lectura fácil, pero engancha como si lo fuera; en las distancias cortas puede resultar desconcertante.

 

Sus escritos antisemitas de finales de los años treinta hicieron que se le acusara de colaboracionismo con los nazis. Fue exiliado en Alemania y Dinamarca en 1944. El gobierno francés le perdonó y volvió a París en 1950.

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com